680 69 27 38 fleebe@fleebe.ai

En este mundo tan competitivo, factores como el rendimiento y la productividad son cruciales para el buen funcionamiento de una empresa. Una buena forma de conseguirlos es motivando al equipo. Motivar al equipo de trabajo generará grandes mejoras en cuanto a rendimiento, bienestar laboral y buen clima laboral. Además, la motivación del equipo trae una competición sana que hace que aumente el rendimiento y la productividad en las tareas.

 

La motivación y el rendimiento

Existe una relación muy pareja con el rendimiento de un empleado y la motivación del equipo. Cuando un equipo está motivado es mucho más productivo realzando el rendimiento de sus actividades. Ello desemboca en mayores tasas de productividad y crecimiento empresarial.

La motivación actúa como un impulso interno que ayuda a los equipos a esforzarse más, cumplir objetivos y buscar constantemente la mejora. Además, la motivación actúa como motor de la creatividad, dando paso a resultados más originales, creativos y trabajados. Por el contrario, la falta de motivación desencadena la apatía, la falta de interés y sobre todo, la escasez de rendimiento en el empleado.

Por esto mismo, la motivación del equipo como factor de bienestar laboral es tan importante como el salario emocional o la comunicación interna. Es importantísimo que los líderes y profesionales implementen estrategias efectivas de motivación y planes de prevención para crear un entorno de trabajo inspirador y estimulante que impulse el rendimiento y el éxito individual y colectivo de los empleados.

Usa la motivación laboral para disparar el rendimiento de tu equipo

¿Cómo motivar a tu equipo?

Ya hemos hablado de la relación entre la productividad y la motivación, de ahí la importancia de motivar al equipo. Ahora bien, hablemos de las estrategias que podemos implementar. La motivación nace de las ganas de iniciar, continuar o finalizar ciertas a acciones en un tiempo determinado. Nuestro trabajo es asestar en ese afán del empleado por comerse el mundo. Debemos centrar las acciones de nuestros empleados como si de una carrera se tratase. Una carrera sin fin en el que el objetivo principal sea aprender y mejorar.

Al implementar tareas en los que el empleado se ve reconocido, causamos motivación. También cuando un equipo realiza bien sus labores y cumple los objetivos, debemos darle el reconocimiento que se merece y felicitarles por ello. En ese aspecto, estamos provocando más apetito por los objetivos, o lo que es lo mismo: Motivación. Un buen ejemplo para reconocer los logros de los empleados es un buen programa de compensación y beneficios.

La motivación en equipo

Quizás tenemos en mente que el líder es quien debe motivar, pero no es así de sencillo. El líder debe conseguir que su equipo fomente la motivación entre sí mismo. Es decir, que los miembros del grupo se feliciten y se motiven entre ellos. Eso es lo que define a un buen líder.

La táctica de motivación en equipo es muy eficaz. Piensa en cómo se contagia un virus. Si tan solo una persona pudiera ser la causante del contagio, cada contagoki debería provenir estrictamente de esa primera persona. Pero si todo el mundo pudiera contagiar, la velocidad de propagación del virus se torna exponencial. Ahora piénsalo como si ese virus fuera la motivación. Está claro que la propagación de la motivación debe empezar por el líder, pero los miembros del equipo que estén motivados deberían propagar también esa motivación.

 

Estrategias efectivas para motivar a los empleados

Premia a los empleados

Muchas veces los equipos no ven su trabajo recompensado y esto desemboca en una pérdida de motivación. Pongámonos en la piel del trabajador: Has realizado una tarea en la que has empleado un gran esfuerzo y creatividad para finalizarla lo mejor posible, pero no has recibido ni un mísero “buen trabajo”. ¿Qué crees que es lo que sentirá el empleado? ¿motivación? Sin duda, motivación no es lo que sentirá, sino un sentimiento de falta de valor. Esto lleva a que el próximo proyecto, no lo realice con el mismo ímpetu.

Por ello debemos recompensar a los empleados en la medida que lo merezcan. Puedes darles una mayor compensación económica, un plus por productividad o mayores beneficios laborales. El objetivo es que el equipo vea que su trabajo es recompensado, para que no pierdan la motivación.

Establece objetivos

En el punto anterior hemos hablado de la compensación del equipo para mejorar su motivación. Para ello necesitamos establecer una serie de objetivos corporativos para el equipo, de forma que si se cumplen, podamos recompensar al equipo. Los objetivos deben ir alineados con los objetivos corporativos de la empresa. Además, deben ser medibles, y sobretodo deben ser realistas y estar adaptados a las habilidades y destrezas de cada departamento.

Fomenta el crecimiento laboral

Las oportunidades de crecimiento están muy bien vistas por los empleados talentosos. La empresa necesita fidelizar estos talentos, y para ello, debe fomentar el crecimiento laboral de cada uno de ellos. Enfoca los puestos de trabajo a las habilidades, el talento y el interés de los mejores empleados de la empresa. Desarrolla formaciones internas para que el equipo se mantenga motivado. Lo importante de este punto es que tus empleados noten que la empresa invierte en su desarrollo profesional y no quieran abandonar la empresa.

Ataca el aburrimiento

El aburrimiento es el peor enemigo de la motivación y debemos evitarlo a toda costa. Debemos prevenir que el aburrimiento se apodere de los empleados, de lo contrario, será más difícil combatirlo. Para ello dejaremos cierta libertad al equipo para que se sienta, en cierto modo, colaborativo. Es decir, debemos dejar un margen de creatividad. La mayor parte de veces, los empleados quieren sentirse estratégicos y creativos más allá de su puesto de trabajo.

A su vez, evitar tareas repetitivas es crucial. Las labores recurrentes son uno de los principales causantes del efecto zombie en el empleado. La mayoría de empresas invierten en una herramienta para que les facilite la vida. Gracias a ello, pueden delegar tareas más creativas a su fuerza laboral y evitar que su motivación descienda con el tiempo. Nosotros recomendamos el uso de Fleebe corporate, una plataforma que utiliza Inteligencia Artificial para facilitar en gran medida la fidelización del talento.

Escucha a los empleados

Entre los errores que debe evitar a un líder encontramos la escucha activa de los empleados. Un buen líder debe escuchar a su equipo, tanto en la materia personal como en la laboral. Muchas de las veces, los líderes están cegados por el proyecto y no escuchan a su equipo. Quizás el equipo tiene una visión del proyecto que el líder no concibe y puede aportar mucho valor a la idea.

 

 

 

LETTRE D'INFORMATION

Connectez-vous à notre communauté et découvrez le nouveau monde de l'IA avec des articles sur la technologie, le talent et les droits de l'homme en un seul clic. 

En indiquant votre adresse de courrier électronique, vous acceptez de recevoir des informations de notre part par courrier électronique et reconnaissez avoir pris connaissance de notre politique de confidentialité. Puedes darte de baja en cualquier momento.
fr_FRFR